¿Conoces las estufas de pellets canalizables?

En primer lugar debemos explicar de forma general qué es una estufa de pellets. Para ello hay que definir dos conceptos: Los pellets y la biomasa.

Estufas de Pellets Canalizables.

La biomasa es la agrupación de material orgánico diverso que se utiliza para la obtención de energía, es decir, es material orgánico para obtener combustible. Estos materiales orgánicos pueden tener orígenes diversos: pueden ser por ejemplo desechos sólidos de ciudades o ciertos residuos agrícolas o hasta forestales

De los residuos forestales, surgen los pellets. Los pellets es un combustible constituido por grupos de pequeños elementos cilíndricos de madera no tratada y comprimida. Dichos elementos se construyen con virutas de la madera, que son sometidas a secado y luego son prensadas. Por esto puede decirse que se puede renovar.

Finalmente se puede definir las estufas de pellets como artefactos generadores de calor para espacios cerrados. Estas estufas utilizan como combustible la quema de los pellets.

Tipos existentes de estufas de pellets

De forma general y basándonos en el diseño, pueden nombrase tres clases de estufas de pellets:

Estufas genéricas o de aire forzado. Estas tienen dos flujos de aire, uno que se dirige a la cámara de la combustión, y otro dirigido a la habitación.

Termoestufas. Estas estufas funcionan como especie de calderas ya que calientan el agua y la transportan a la calefacción, generando también agua caliente a la red sanitaria.

Y las estufas de pellets canalizables, las cuales dirigen el aire caliente a las diferentes habitaciones, a través de canalizaciones.

¿Cómo funcionan las estufas de pellets canalizables?

Todas las estufas de pellets poseen un área interna de almacenamiento de pellets. De manera automática, dichos pellets se van introduciendo a la estufa para su quema.  Los pellets se introducen dependiendo de la temperatura del recinto y la necesidad del usuario.

Al quemarse los pellets, los gases de esa combustión se envían al intercambio de calor. Desde allí la energía térmica es expulsada al exterior de la estufa.

La gran diferencia con las estufas de pellets canalizables, es que estas canalizan el flujo saliente del aire caliente a través de conductos, no solamente hacia la habitación en la que se sitúa el aparato, también dirige o canaliza el aire caliente a otras habitaciones.

Las estufas de pellets podrán calentar sólo cierto volumen de aire, dependiendo de las capacidades del modelo de la estufa.

Debido a esto, al momento de elegir para comprar un modelo de estufa de pellets, se debe  observar su potencia, y revisar que su capacidad sea suficiente.

Ventajas del uso de las estufas de pellets canalizables

A la hora de elegir una estufa, debes observar qué opción se adapta más a tus necesidades. Las estufas de pellets son una excelente opción. Su sistema utiliza energía limpia porque presenta un balance nulo de sus emisiones.

Con la utilización de las estufas de pellets, las emisiones que se generan durante la quema de los pellets, son iguales a las emisiones que el árbol del cual formó parte, absorbió durante sus años de vida.

Otra de sus grandes ventajas es que los pellets representan una opción de combustible renovable, porque su producción se basa en la plantación especial de árboles. Estas plantaciones tienen normas que las rigen, evitando cualquier descontrol en la explotación, creando un círculo de talar y plantar  árboles continuamente. Además acuérdense que los pellets se originan sólo de los desechos, como son el aserrín y las virutas de madera.

Y finalmente, una de las mayores ventajas que presenta el uso de las estufas de pellets canalizables, es que tienen la capacidad de conducir el aire caliente a habitaciones distintas a la que se encuentra el aparato.

Entonces, ¿Qué esperas para cambiarte a una estufa de pellet canalizable?

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *