Termostatos WiFi para calefacción. ¿Cómo es su funcionamiento e instalación?

Si buscamos optimizar la eficiencia del funcionamiento de la calefacción, lo más acertado es tener mejor control del sistema de manera remota. Hoy esto es posible gracias a la domótica y la tecnología que colocan a disposición los termostatos WiFi.

Los termostatos que permiten programar el funcionamiento según los tiempos habituales de uso, van quedando cada vez más en desuso. En sustitución se ven los termostatos que brindan un control más directo por parte del usuario, desde su equipo móvil.

Instalación.

Al decidirnos a adquirir un dispositivo inteligente para la regulación de nuestro sistema de calefacción, existen numerosas opciones en el mercado. Pero para tranquilidad del usuario, la instalación no requiere de difíciles maniobras, sino un manejo electrónico básico.

También está, para quien desee despreocuparse aún más, la alternativa de contratar la instalación, sea al mismo proveedor del dispositivo o algún otro proveedor del servicio aparte. Si aparte de dicha instalación necesitas ayuda para transportar tus bienes a tu casa nueva, en Mudanzas Barcelona pueden ayudarte.

Otro aspecto a favor es que dicha instalación no requiere de obras de construcción. Solo se debe disponer del sistema de cableado para la alimentación eléctrica del dispositivo.

Al  disponernos a conectar los equipos al termostato inteligente, encontraremos conexiones para la calefacción y para el sistema de aire acondicionado. Con esto, realmente tendremos el control de la climatización total de la casa u oficina.

Un detalle a tener en cuenta es que este tipo de termostato regula el sistema en función del tipo de equipos conectados. Esto sin duda aporta una gran eficiencia adicional al conjunto.

Funcionamiento.

Luego de culminar con la instalación, el primer paso lógico es encenderlo. En la primera encendida,  el dispositivo hará un reconocimiento de las redes disponibles. Cuando encuentra nuestra red, se debe crear una cuenta de usuario usando el propio dispositivo.

Desde la cuenta creada, a partir de ese momento, se podrá acceder y controlar todo el funcionamiento del sistema desde cualquier ubicación nuestra en el mundo. Solo se hace necesario ingresar a la página del dispositivo desde cualquier navegador.

También existen aplicaciones para instalar en los móviles y así usar estos para el control.

En las modalidades de control que presenta, tanto las aplicaciones como la web, encontramos la manual y la automática. En la primera, tenemos acceso a todos los controles de manera instantánea, mientras que la opción automática realiza el control, operando desde la memoria del dispositivo.

Un ejemplo del modo  automático es al conectarse nuestro móvil desde la misma red de la que se encuentra conectado el termostato, éste entiende que hemos llegado a casa y procede automáticamente a encender la calefacción. En caso contrario, el desconectarnos, el dispositivo apaga el sistema.

Existe más beneficio del sistema WiFi. Desde las aplicaciones móviles, podemos obtener información sobre el consumo y estadísticas. Con esto tendremos más herramientas para tomar decisiones que dirijan el funcionamiento hacia el ahorro.

Ventajas.

Resumiendo las ventajas del uso de los termostatos WiFi tenemos que el consumo de energía y el ahorro se ve afectado de manera positiva ya que el uso del sistema se ajusta más a nuestras necesidades.

Tenemos acceso a la información detallada del uso y comportamiento del sistema de climatización.

Considera el tipo de equipos conectados para hacerlos trabajar de la manera más eficiente.

Tenemos la posibilidad de controlar el termostato y el sistema en general, desde donde nos encontremos en el mundo.

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *