¡Instala tu caldera de condensación ya! Plan renova caldera.

Una de las partes de vital importancia de nuestro sistema de calefacción, es el subsistema de producción de calor. Este tradicionalmente es una caldera, cualquiera que sea su especie.

Plan Renove Calderas

Existen diferentes tipos de calderas. Hay calderas que utilizan combustibles para su funcionamiento. También existen sistemas de producción de calor que necesitan electricidad. Luego existen los sistemas híbridos.

Por otro lado tenemos las calderas atmosféricas y las estancas.

Lo que mayormente las diferencia es que la caldera atmosférica toma el oxígeno que necesita desde el interior del recinto o edificación en el que se encuentra instalada y los gases emitidos como consecuencia de la combustión.

A diferencia de ésta, las calderas tipo estancas, toman el oxígeno que necesita desde el exterior de la edificación, a través de dos tubos con acceso al exterior. Uno para la entrada del aire y otro para la salida de los gases.

A veces se toma mucho en cuenta el consumo energético pero se descuida la seguridad de la casa. En Rapidrivas puedes ayudarte con las Cerradura antibumping para que tengas un hogar más seguro.

Dentro de las calderas tipo estancas se encuentran las de condensación. Y es allí donde el mercado destinado a la calefacción hace su mayor enfoque: sustituir los equipos o calderas de vieja data, como las calderas atmosféricas, por equipos más eficientes y nuevos. Exactamente por calderas de condensación.

Motivos para cambiar la caldera atmosférica por una caldera de condensación.

En primer lugar debes saber que las calderas de condensación utilizan el gas natural y este a su vez es el combustible que presenta un sistema de suministro rápido en nuestro país.

Las calderas de condensación presentan un mayor rendimiento ya que reutilizan eficientemente el calor de los gases producidos en la combustión a través de la condensación. Gracias al vapor de agua, funcionando a temperaturas más bajas y disminuyendo así las pérdidas por distribución.

Esto como es evidente, significa un cuantioso ahorro energético, ya que el combustible se quemará según la temperatura del exterior y la demanda verdadera de la instalación.

Por todo esto, la norma europea insta y exige la fabricación de calderas de condensación, por su mayor rendimiento con disminución notable de agentes contaminantes. Esto conlleva a un futuro uso de sólo calderas de condensación.

Las calderas de condensación presentan un gran ahorro energético debido a que utilizan el calor que  produce la combustión del gas, debido a la novedosa tecnología que incluye la condensación.

Entonces, resumiendo, el ahorro de la energía se verá reflejado en tu factura del gas. Además que ayudas a que la atmósfera reciba menos emisiones de contaminantes.

Exactamente, ¿Qué calderas se deben cambiar?

Las calderas propensas a que sea cambiadas, son las calderas atmosféricas. Tanto las que utiliza combustibles para su funcionamiento como el gas butano, gasóleo y propano, como las calderas que utiliza energía eléctrica.

Todas estas calderas se diferencian de las calderas de condensación porque mantienen un alto nivel de consumo de energía y emiten grandes volúmenes de contaminantes hacia la atmósfera.

¿Cómo hacer para cambiar la caldera? ¿A quién puedo llamar?

En nuestro país existen campañas que incentivan a las comunidades a la sustitución de las calderas. Entre estas campañas se encuentra el Plan Renove Calderas, que otorga ayudas para cambiarte a la caldera de condensación.

El Plan Renove Calderas tiene como objetivos principales:

  • Elevar la seguridad que presentan las instalaciones de gas en las comunidades.
  • Incentivar a que exista una disminución en los contaminantes emanados.
  • Aumentar la eficiencia de la energía utilizada

Las ayudas se dirigen primordialmente al cambio en el hogar de las calderas atmosféricas a calderas de condensación. Algunos planes incluyen también a otras calderas estancas.

¿Para quién es esta ayuda? y ¿Cuál es su cuantía?

La ayuda que otorga el Plan Renove Claderas, está dirigida a cualquier propietario que tenga su vivienda empadronada dentro de una comunidad autónoma.

Para saber si en tu comunidad se encuentra activo el Plan Renove Calderas, debes revisar los boletines oficiales de dicha comunidad. También la dirección web oficial de organismo encargado o los medios de comunicación.

En cuanto a la cuantía de la ayuda otorgada, esta puede variar según los fondos de la comunidad.

Las ayudas pueden oscilar dentro de los 100 y 500 euros. Dependiendo también de las características asignadas a cada uno de los planes.

 

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *